Sahumar casas

Contrayerba: un hogar hundido en sufrimiento

Por 3 abril, 2020 No hay comentarios
De todos los rezos
que se elevan silenciosos,
como el humo al cielo
el más potente de ellos
es el de un corazón que ama
L

 

Las plantas son Luz, energía, vida.
Cuando los espacios que habitamos están densificados, o cargados de vibraciones bajas,
ellas cumplen una misión fundamental para limpiar, despejar y liberar esos espacios.
La contrayerba, o contraveneno – planta nativa de américa del sur científicamente llamada Flaveria bidentis – es una gran sanadora y limpiadora; su Nanna es poderoso.
Las hay de flores violetas. amarillas y azules oscuras.La coloración de sus flores va a depender del lugar de crecimiento.
Esta planta se hizo popular entre la medicina nativa del norte de Argentina por sus propiedades tan potentes para curar heridas y eliminar venenos del cuerpo.
En sahúmo limpia densidades atrapadas en los rincones de nuestras casas donde se han vivido experiencias de enfermedad, muerte, depresión.
Los lugares poco frecuentados también se llenan de la luz de esta planta. Despeja, limpia y trae un nuevo campo de fuerza dentro del espacio vital.

 

Para realizar el sahumo usa un recipiente resistente al fuego, coloca brasas o carbón y coloca una gran cantidad de esta planta en su interior.
Esto va a permitir que el humo se desprenda y limpie.
Recorre el espacio y deja que el humo te muestre el camino.
Si lo sientes realiza un rezo de gratitud, esto abre el corazón, por la tanto estarás naturalmente protegido.
El resto lo hará la Nanna de la planta.

Recuerda: sahumá con el sentimiento correcto

Lorena

Lorena

Desde la infancia, los seres arbóreos son mi familia. En las manos de mi abuela adquirieron magia, olor y medicina. En las manos de mi papá, la magia se elevó elegante y sobrio como un pino, en la que cada noche el cielo descargaba sus estrellas para hacernos refugio de lo divino en la tierra.

Dejar una respuesta